Número 2

Imprimir

Editorial II

. Escrito en Número 2

Dr. Marcelo V. Elizari - Nuevo Miembro de la Academia Nacional de Medicina

Autor: Gerardo Juan Nau

Imprimir

Comentario editorial

. Escrito en Número 2

Autor: Fernando Cichero*

*Jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular y Endoluminal. Hospital  General de Agudos  Juan Fernández, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.
Docente adscripto. Departamento de Anatomía. Facultad de Medicina. Universidad de Buenos Aires, Argentina.
Profesor Asociado de Anatomía. Facultad de Medicina. IUCS Fundación Barceló, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Imprimir

El valor de la venografía previa al implante de dispositivos antiarrítmicos

. Escrito en Número 2

Artículo original

Autores:  Daniel Azara,*?  Horacio  Ruffa,*?  Guillermo Mazo?,  Mónica Rocchinotti*,  Mauricio Pelliza*? 

*Hospital Militar Central. Departamento de Enfermedades Cardiovasculares. Sección Electrofisiología y Marcapasos. Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
?Centro de Alta Complejidad.  Sección Electrofisiología y Marcapasos. Los Polvorines. Malvinas Argentinas
?Sanatorio Pasteur. Servicio de Cardiología, Sección Electrofisiología. San Fernando del Valle de Catamarca, Catamarca. 

Resumen: La prevalencia de anormalidades venosas adquiridas o congénitas  en pacientes asintomáticos es poco conocida. Ellas tienen importancia en la práctica clínica, ya que en ocasiones  dificultan el implante de los dispositivos antiarrítmicos. Por ese motivo sería útil conocer la anatomía venosa antes de la cirugía. 
Objetivo: Evaluar la anatomía venosa por medio de una  venografía bilateral de miembros superiores antes de la implantación de marcapasos, cardiodesfibriladores y resincronizadores cardíacos.
Método: Se evaluaron 213 pacientes (pts.)con edad promedio de 75 años (entre 16 y 92 años), 114 hombres, a quienes se les realizó de manera sistemática  una venografía bilateral de miembros superiores.
Resultados. Se encontraron anomalías venosas adquiridas en 28 pts (13%): 1) oclusión venosa por trombosis en 10 pts (4,69%); 2) obstrucción parcial de la vena innominada en 2 pts (0,8%) y 3) recorridos tortuosos en 16 pts (7,5%); y anomalías venosas congénitas en 5 pts (2,3 %): vena cava superior izquierda  persistente en 1 pt, ausencia de vena axilar izquierda en otro, ausencia de vena cefálica en 2 pts y aneurisma venoso izquierdo en el restante. La vena axilar presentó un recorrido no habitual bilateral, sin lesiones ni obstrucciones, en 12 pts (5,6%).
Conclusiones: La venografía previa al implante de dispositivos cardíacos es útil  porque permite definir el sitio del acceso venoso al conocer la anatomía venosa y descartar el lado en el cual las venas  presentan oclusiones,  anomalías o ángulos agudos en su recorrido, que dificultan el pasaje de los catéteres-electrodo.
 
Palabras clave: marcapasos, cardiodesfibriladores implantables, venografía, anomalías venosas congénitas, anomalías venosas adquiridas
(Rev Electro y Arritmias 2009; 2: 43-47)

Imprimir

Indicador precoz del resultado en la prueba de inclinación corporal pasiva

. Escrito en Número 2

Artículo original

Autores: Marcelo D. Benassi*, Clotilde S. Berensztein*, Eduardo Romano*, Horacio Repetto*, Tca. Susana Loza*

* Servicio de Electrofisiología, Hospital de Clínicas, Buenos Aires, Argentina.

Resumen. La prueba de inclinación corporal pasiva (PICP), que se emplea para el estudio del síncope neurocardiogénico (SNC), es un método cuya duración puede extenderse hasta 60 minutos. Ello explica la utilidad clínica de contar con un indicador precoz de su resultado sin tener que arribar  al final del protocolo. En este trabajo se evalúa el valor de la variación de la frecuencia cardíaca durante un período más breve, como elemento orientador hacia el resultado final.
Objetivos. Evaluar la variación de la frecuencia cardíaca durante los primeros 15 minutos de la PICP mediante el cálculo de su desvío estándar (DS).
Material y método. Se estudió una población de 112 pacientes (p) con síncope, 60 de sexo femenino y 52 masculinos, con edades entre 14 y 93 años (promedio:57,3años+- 23,9años); a quienes se les realizó una PICP para evaluar la participación de un mecanismo neurocardiogénico. De acuerdo con los resultados de la PICP, la población se dividió en 2 grupos: I) con PICP positiva (45 p);y II) con PICP negativa ( 67 p). En ambos grupos se calculó el DS de la frecuencia cardíaca durante los primeros 15 minutos de la PICP, comparándose los resultados mediante la prueba de t.
Mediante el cálculo de la mediana  se dividió a los pacientes con PICP positiva y negativa en 2 grupos, según estuvieran por encima del valor estimado (3,65) (grupo A) o por debajo de él (grupo B) y se compararon los hallazgos en esos grupos empleando una tabla de Chi cuadrado.
Resultados. Los DS de los grupos I y II mostraron una diferencia estadística muy significativa (p<0,0003). El análisis de los grupos A y B también arrojó una diferencia estadística notoria (p<0,0005 con un nivel de significación del 95%), determinándose un punto de corte en la curva ROC de 0,294. Esto provee una sensibilidad de 70% y una especificidad de 72%, con un valor predictivo positivo de 63%, y un valor predictivo negativo de 78%.

Palabras clave: Prueba de inclinación corporal pasiva - síncope neurocardiogénico - frecuencia cardíaca
(Rev Electro y Arritmias 2009; 2: 50-54)

Publicación digital

SADEC